Archivo de la categoría: mecánica cuántica

Gone with the Hole, información y agujeros

gonewiththehole

Si sois aficionados a la divulgación sobre agujeros negros estoy seguro de que os habréis percatado de que un tema candente, un problema abierto, en el tema es el de si esos bichos destruyen o no destruyen la información.

Sí, es un tema alucinante que nos confronta a nuestro entendimiento de las leyes de la mecánica cuántica, el espaciotiempo, y todas esas cosas chulas. Lo que pasa es que a mí me da un poco de repelús en lo tocante a la divulgación del tema.

El problema gordo que yo veo es que el término “información” no significa lo mismo para los físicos del campo que para los amables escuchantes o lectores. De hecho, ni tan siquiera para los físicos del campo significa siempre lo mismo.  Así que vamos a dedicar la entrada a explicar el problema, según mis entendederas, de la forma más completa posible, con todos los ingredientes.

¡Ah!, no voy a dar ninguna solución. Nadie la tiene.

Sigue leyendo

¿Ondículas? ¿Partícondas? ¿Fotografiando la dualidad onda-partícula?

Pues confirmando lo que llevo pensando mucho tiempo:

Basta decirle a un físico experimental que algo es imposible para que se empeñe en hacerlo y lo consiga.

fotonoticia_20150302144809_644

La última travesura ha sido encontrar una forma en la que casi, casi, podemos decir que hemos fotografiado fotones mostrando su naturaleza ondulatoria y corpuscular simultáneamente.  Si buscas los detalles técnicos y tecnológicos:

Simultaneous observation of the quantization and the interference pattern of a plasmonic near-field

Si uno se lee el artículo, yo lo he hecho y he sudado sangre, en realidad no encontrará una relación muy clara entre lo que dice el artículo con lo que están diciendo los titulares de que se ha fotografiado la dualidad onda-corpúsculo.  En realidad la cosa es más compleja y más interesante.

Pero bueno, vamos a explicar la noticia para los que estén con la mosca detrás de la oreja y sientan curiosidad.

Sigue leyendo

La conservación de la energía en Mecánica Cuántica (o no).

A veces, la inmensa mayoría de las veces, volver a estudiar hechos y conceptos que damos por supuesto y/o aprendidos es un ejercicio muy útil que nos proporciona una visión diferente y bastante enriquecedora. Más aún si se trata de conceptos relativos a la Mecánica Cuántica que, seamos sinceros, no hay nadie absolutamente nadie que la entienda, y el que diga que lo hace miente como un bellaco. Vamos a ver un ejemplo de esto en esta entrada.

Imaginemos que nos tiramos de cabeza contra un muro. Lo más probable es que nos rompamos la crisma y que se nos quiten las ganas de hacerlo de nuevo.

Captura de pantalla 2015-02-01 a la(s) 23.00.33

Ahora bien, supongamos que nos transformamos en una partícula y que nuestra dinámica está regida por la leyes de la Mecánica Cuántica. La situación cambia completamente (nota para los expertos: hay alguna licencia en esta parte en aras de una mayor claridad en la analogía). Por un lado tendríamos una función de onda, asociada dada por la dualidad onda-corpúsculo, y una probabilidad distinta de cero de atravesar la barrera sin partirnos la cabeza. Esto es lo que se conoce como efecto túnel.

Captura de pantalla 2015-02-01 a la(s) 23.02.41Este efecto es muy conocido, y de hecho tiene muchísimas aplicaciones hoy en día como por ejemplo el Microscopio de Efecto Túnel (Scanning Tunnelling Microscope STM). Sin embargo, no por conocido este fenómeno deja de ocultar sorpresas. Si pudiéramos tomar una imagen del momento en el que la función de onda, es decir la partícula, está atravesando la barrera “veríamos” que parte de la función de onda está por fuera de la barrera y parte de la función de onda está dentro de la barrera. De hecho como la energía se tiene que conservar (atención a las cursivas) nunca toda la función puede estar totalmente debajo de la barrera. Siempre tiene que existir parte por fuera de ésta.

Captura de pantalla 2015-02-01 a la(s) 23.04.19

Si en esta situación midiéramos la energía de la función de onda completa obtendríamos la energía inicial Ei.

Captura de pantalla 2015-01-30 a la(s) 21.44.48

Hasta aquí todo claro. ¿Pero qué pasaría si pudiéramos medir exclusivamente la energía de la parte de la función de onda que está debajo de la barrera? Tras darle un par de vueltas tendríamos que concluir , o al menos eso creo yo, que la energía es Eb. Es decir mediaríamos una energía mucho mayor que la energía inicial Ei con los evidentes problemas que eso implica.

Captura de pantalla 2015-01-30 a la(s) 21.50.46

En este punto muchos y con razón podéis decir que por un lado no existe un experimento posible, o al menos a mí no se me ocurre, para medir exclusivamente la parte de la función de onda que está por debajo de la barrera en el efecto túnel, y por otro que si ese experimento existiera la propia medida, ¡ay el problema de la medida!, interaccionaría con el sistema y que las cosas no serían tan sencillas como las estoy planteando. Tenéis toda la razón, pero hay una forma de medir un proceso análogo. Un proceso que podemos inducir mediante la interacción láser-materia…

Como vamos a entrar en un terreno un tanto complicado vayamos paso a paso. Por un lado sabemos que los estados accesibles de un átomo o molécula, un sistema de ahora en adelante, están cuantizados. Es decir un sistema solo absorberá un fotón si la energía de éste coincide con la diferencia de energía entre el estado fundamental, el estado de menor energía, y un estado excitado. En el caso del átomo de hidrógeno estas diferencias son:13.6-3.40 eV, 13.6-1.51 eV, y así sucesivamente.

hydrogen-atom

Sin embargo esto no es siempre así, y las cosas no son siempre tan sencillas. Supongamos un sistema en su estado de menor energía con su estado fundamental y su primer estado excitado, y un láser pulsado con frecuencia central ω tal que la energía de sus fotones (hω) difiere por una cantidad Δ (detuning) de la diferencia de energía entre los estados considerados. Este detuning se elige mayor que la incertidumbre en energía (por la relación de incertidumbre energía-tiempo) del pulso láser. De forma técnica el detuning debe ser mayor que el bandwidth del láser.

Captura de pantalla 2015-01-31 a la(s) 20.54.31En estas condiciones y aunque como decíamos antes los fotones del láser tengan una energía menor que el gap de energía entre los estados, la Mecánica Cuántica nos dice que durante la interacción láser-materia existe una probabilidad no nula de encontrar el sistema en el estado excitado (!). En términos técnicos decimos que existe una transferencia de población desde el estado fundamental al estado excitado. Al cesar la interacción la población retorna al estado fundamental y el sistema queda como si nada hubiera pasado. Debido a este retorno este proceso se conoce como Coherent Population Return (CPR) existiendo muchas referencias bibliográficas (entre ellas mi tesis) sobre las posibles aplicaciones experimentales.

Captura de pantalla 2015-02-01 a la(s) 23.14.46

Si nos fijamos bien, mediante CPR hemos conseguido una situación similar a la que describíamos al principio de este post. La función de onda que describe nuestro sistema tiene una componente asociada al estado fundamental que es análoga a la parte que está fuera de la barrera en los ejemplos de tunnelling. También tiene una componente asociada a un fenómeno que “en principio no es posible” que es la componente asociada al estado excitado que resulta análoga a la parte de la función de onda que está debajo de la barrera.

Sin embargo existe una diferencia fundamental ya que en el caso de CPR sí podemos medir la parte de la función de onda correspondiente al proceso “no permitido”. Basta con utilizar un segundo láser que ionize la población transferida al estado excitado y detectar los iones generados.

Captura de pantalla 2015-02-01 a la(s) 18.32.33

Ajustando la energía de los fotones del láser de ionización, que no afecta para nada al láser de CPR, podemos conseguir una situación en la que ionicemos un sistema pero siendo la suma de las energías de los fotones absorbidos menor que el potencial de ionización (!!!).

Untitled

Las cosas se están empezando a complicar un poco. Tenemos un fenómeno que se puede describir de forma muy fácil teóricamente, de hecho es un ejercicio muy interesante para cualquier estudiante de Mecánica Cuántica, que se puede demostrar experimentalmente, pero que sin embargo no admite una interpretación sencilla ya que todo apunta a que la energía no se conserva.

Untitled

El asunto es desde luego espinoso y hay que andarse con pies de plomo para no patinar. De hecho tras unos 4 años trabajando en esto aún no tengo claro como solucionar esta “paradoja”. Al menos sí tengo claro algunas cosas:

1.- No es un efecto del bandwidth

Los láseres pulsados por tener una duración temporal finita tienen asociados un bandwidth, es decir una incertidumbre en frecuencia (o de forma equivalente una incertidumbre en energía), que para pulsos gaussianos cumple la ecuación:

Untitled

Se podría pensar que teniendo en cuenta las incertidumbres en energía de los láseres de CPR y de ionización se podría salvar la conservación de la energía. Sin embargo es fácil demostrar que la ionización se produce independientemente del detuning Δ que elijamos para el láser de CPR. De hecho la condición para que CPR funciones es que el detuning sea mayor que el bandwidth del láser. También es posible demostrar experimentalmente y analíticamente que la señal de iones que se obtiene es incompatible con que sea un efecto del bandwidth.

2.- ¿Conservación de la energía en un proceso que depende del tiempo?

Se puede argumentar y con razón que hablar de la conservación de la energía durante un proceso dependiente del tiempo es algo cuando menos dudoso. De hecho si el hamiltoniano que describe el proceso que estamos estudiando depende del tiempo, la ecuación en Mecánica Cuántica que describe la evolución del valor medio de los operadores nos dice que la energía no se conserva.
Captura de pantalla 2015-02-01 a la(s) 23.23.19

Sin embargo si hacemos el balance de energía olvidándonos del momento de la interacción podemos fácilmente comprobar como la energía final es mayor que la inicial.

Captura de pantalla 2015-02-01 a la(s) 22.36.30

3.- En interacción láser-materia la materia se trata de forma cuántica y la radiación de forma clásica resultando un tratamiento semiclásico.

Efectivamente. A la hora de resolver la Ecuación de Schrödinger dependiente del tiempo, la materia se trata de forma cuántica, con estado cuantizados, y la radiación de forma clásica. De hecho un pulso láser se describe por una función envolvente, típicamente una gaussiana, multiplicada por una función oscilante (seno o coseno) que da información sobre la frecuencia de la radiación.

Captura de pantalla 2015-02-02 a la(s) 13.29.24Sin embargo hay varias razones que me hacen pensar que el tratamiento no es el problema. Por un lado muchos efectos puramente cuánticos, como por ejemplo Electromagnetic Induced Transparency (EIT), son extremadamente bien descritos por un tratamiento semiclásico de la interacción. Y por otro, es posible avanzar hacia un tratamiento “más cuántico” aunque aún semiclásico si se describe el pulso láser en función de los operadores escalera. Es decir si se aplica el modelo de Jaynes-Cummings. Si os tomáis el tiempo para describir la interacción usando este formalismo podréis comprobar con sorpresa como el resultado es exactamente el que predice la teoría semiclásica (yo lo he hecho).

Como es habitual en Física sabemos qué no es la respuesta a nuestro problema pero seguimos sin saber cual es la respuesta en sí. Veamos ahora algunas posibilidades que yo calificaría como plausibles. Más adelante veremos las “ideas locas” fruto de la desesperación.

1.- El concepto de fotón

Si lo pensamos detenidamente el fotón surge de la cuantización de un campo eléctrico ideal. Un campo eléctrico que no depende del tiempo y que por supuesto no está interaccionando con nada. Sin embargo en este ejemplo estamos usando este concepto de fotón en una situación dependiente del tiempo y de interacción. ¿Tiene sentido hablar de fotones en este caso? Dicho de otra forma, ¿sabemos contar el número de fotones que se absorben para el caso de CPR? Porque claro está, si los fotones no tuvieran que absorberse de forma entera, si por ejemplo el sistema pudiera absorber ¾ de un fotón, tendríamos el problema solucionado. ¿Estamos “forzando” demasiado este concepto con nuestras ecuaciones y nuestra interpretación de éstas? Le he dado muchas vueltas a este asunto con muchos colegas muy inteligentes y la única conclusión a la que hemos llegado es que no estamos seguros. Hoy por hoy no puedo dar una respuesta clara a esto. ¿Alguna idea?

2.- El concepto de tiempo en Mecánica Cuántica.

Aquí hay que andarse con pies de plomo porque es sencillo patinar. El tiempo en Mecánica Cuántica es cuando menos peculiar. Es una variable que se introduce “a presión” en las ecuaciones que describen la interacción y que a veces nos juega malas pasadas. De hecho la dependencia temporal de la interacción láser-materia es la responsable de que todas las descripciones matemáticas que hagamos sean semiclásicas. Una descripción puramente cuántica produciría un Hamiltoniano no dependiente del tiempo, el pulso láser se describiría como una superposición de modos de fotones, y por tanto tendríamos que la energía se conserva sin problemas. Para esto necesitaríamos de una Teoría Cuántica de Campos que dependa del espacio y del tiempo que sea capaz de describir una situación de interacción. Hoy por hoy yo no conozco a nadie capaz de hacer esto, de una forma u otra el tiempo siempre acaba apareciendo de forma artificial y “jodiendo” el invento.

De hecho si lo pensamos detenidamente las implicaciones de la variable tiempo en Mecánica Cuántica son muchas y variadas. Por ejemplo la relación de incertidumbre energía-tiempo no es “natural” como puede ser la relación “posición-momento” porque el tiempo no tiene operador asociado. El formalismo está “como forzado” para acoger esta relación de incertidumbre.

Como podéis ver el asunto no está nada pero nada claro, y tras interminables discusiones siempre surgen ideas locas….

1.- La energía no se conserva.

Quizás el concepto de energía en Mecánica Cuántica es mucho más complejo de lo que pensamos. Especialmente si tenemos situaciones de interacción dependiente del tiempo. Al fin y al cabo la conservación de la energía es un principio y no una ley. Vale que se cumple en el 99.9999% de los casos, pero en nuestra desesperación he de confesar que lo hemos llegado a valorar.

2.- ¿Y el vacío?

Hasta ahora no hemos considerado la interacción con el vacío. Es decir no hemos tenido en cuenta esos estados del vacío que pueden acoplarse con los estados propios de los átomos o moléculas. El asunto no es baladí ya que incluso para una correcta descripción de un fenómeno tan básico como es la emisión espontánea hay que considerar estos estados o modos del vacío. ¿Es necesario para CPR considerar el vacío y así salvar la conservación de la energía? ¿Estamos drenando energía del vacío?

Si habéis llegado hasta aquí, espero que sí, con la intención de encontrar una solución de esta aparente paradoja siento decepcionaros. No sé cual es la respuesta. Tras unos años trabajando en este tema solo hemos conseguido enredarnos cada vez más. Al abrir un puerta nos encontramos con dos más. En el fondo supongo que he comprobado en mis carnes la famosa frase de Richard Feynmann que decía:

“Si usted piensa que entiende a la mecánica cuántica… entonces usted no entiende la mecánica cuántica”

Ah! por cierto, si alguien tiene alguna idea que me la comente y la publicamos juntos :-)

La polarización y la cuántica en Órbita Laika

El amigo Antonio Martínez Ron @aberron ha jugado con polarizadores en Órbita Laika.  Y ha mostrado un maravilloso efecto que aparece cuando superpones tres de esos bichos.  Aquí la explicación cuántica :)

La luz está compuesta por fotones y estos fotones tienen una característica que se denomina helicidad (que es el análogo del espín, lo que pasa es que en partículas sin masa se usa la otra palabra por cuestiones técnicas, esto solo lo digo por información). Esto es el origen de la polarización de la luz.

Los polarizadores son materiales que solo dejan pasar luz polarizada de una determinada manera. Sigue leyendo para empaparte del tema :)

Helicidad del fotón

Lo primero, representaremos un fotón

foton

Los fotones son partículas que se mueven siempre a la velocidad de la luz (como no puede ser de otra manera porque son las partícula de luz) cuando están en el vacío y aproximadamente en el aire.

fotonmovimiento

El fotón tiene una helicidad (espín) que podemos considerarlo pedestremente como una oscilación alrededor de la dirección de movimiento.

Si vemos un fotón venir hacia nosotros los estados de helicidad básicos serían vertical y horizontal respecto a su dirección de movimiento y nuestra línea de observación:

helicidad

Esto se puede representar de la siguiente forma:

|Fotón Vertical>                         |Fotón Horizontal>

polarizacionvertical

Ahora ponemos un polarizador en disposición vertical respecto a la dirección de movimiento de la luz incidente:

polvertfoton

El resultado es que todos los fotones pasan sin problemas.

Si giramos el polarizador 90º el resultado, como y sabes, es que no pasa ningún fotón. Se bloquea la luz.

bloqueohorizontal

Pasaría lo mismo si empezamos con luz polarizada horizontalmente. Si el polarizador está vertical no pasa luz y si está horizontal deja pasar toda esa luz.

El juego de los dos polarizadores

Hasta ahora hemos hablado solo de dos estados de helicidad/polarización de los fotones, el vertical y el horizontal. Y hemos visto como dichos estados son excluyentes en el sentido de que solo pasan cuando el polarizador está en la dirección correcta.

Sin embargo, en la luz natural, los fotones no tienen helicidades solamente verticales u horizontales, pueden tenerla en cualquier dirección respecto a su dirección de movimiento:

nopolarizada

Si ahora pones un polarizador en cualquier dirección en la dirección de movimiento de esa luz seleccionarás la luz polarizada en esa dirección:

Por simplicidad hemos puesto el polarizador en vertical pero lo podríamos haber puesto en cualquier dirección que hubieramos querido. El resultado es que solo pasa la luz que tenga fotones con la helicidad/polarización en dicha dirección.

polarizacion1

Si ahora pones un segundo polarizador en una dirección perpendicular (horizontal en este caso) toda la luz se bloquea:

polarizacion2

Lo maravilloso de la cuántica

La cuántica tiene la insana costumbre de responder cuando se le pregunta. ¿Eso qué quiere decir?

Si ahora ponemos un polarizador entre los dos anteriores girado 45º respecto de sus respectivas direcciones encontramos que sale luz por el último polarizador. ¿Eso cómo puede ser?

Retomemos los casos anteriores:

  • Partimos de luz no polarizada.
  • Metemos un polarizador vertical y toda la luz que sale está polarizada verticalmente. Cada fotón tendrá un estado |Fotón Vertical>.

polarizacion1

  • Ahora ponemos un polarizador girado 45º respecto a este:

cuarentaycinco

¿Los fotones pasan o no pasan? La respuesta es que algunos pasan. Y es que nosotros le estamos preguntando a los fotones si están polarizados respecto a 45º de la dirección de salida del anterior polarizador. Los fotones que salen del mismo tienen el estado |Fotón Vertical>. Pero ahora le estamos preguntando sobre 45º respecto a la vertical, pero la cuántica nos dice que cada fotón –—– |Fotón Vertical> se puede escribir como una combinación:

|Fotón Vertical>= 50% |Fotón a 45º respecto a la vertical> + 50% |Fotón a -45º respecto a la vertical>

Que se interpreta como que cada fotón polarizado verticalmente tiene un 50% de pasar por un polarizador situado a 45º respecto de la dirección del primer polarizador.

Así que a la salida de dicho polarizador a 45º tendremos:

polarizacion3

Los fotones de salida tendrán un estado: |Fotón a 45º respecto a la vertical>. Y la intensidad de salida será la mitad de la del primero.

  • Si ahora colocamos un tercer polarizador perpendicular al primero, volvemos a tener lo mismo. Se encuentra con fotones cuyos estados son |Fotón a 45º respecto a la vertical>, pero nosotros le estamos preguntando sobre la polarización horizontal. Pero la cuántica nos dice que:

|Fotón a 45º respecto a la vertical>= 50% |Fotón Vertical> + 50% |Fotón Horizontal>

Por tanto hay un 50% de posibilidades de que pasen fotones por el polarizador horizontal.

polarizacion4

Y por eso sale luz al poner un polarizador a 45º entre dos polarizadores perpendiculares. De hecho, en condiciones ideales la luz que sale tiene una intensidad de salida que es un 25% de la intensidad que sale del primer polarizador.

Lo que yo remarcaría de este tema

a) La cuántica describe estados que se pueden reexpresar como combinaciones de otros estados. Por ejemplo:

|Fotón Vertical>= 50% |Fotón a 45º respecto a la vertical> + 50% |Fotón a -45º respecto a la vertical>

|Fotón a 45º respecto a la vertical>= 50% |Fotón Vertical> + 50% |Fotón Horizontal>

b) En dichas combinaciones la cuántica te dice con qué probabilidad veremos uno de los estados que forman parte de la combinación.

c) Cuando medimos, en este caso cuando ponemos el polarizador, de dichas combinaciones solo sobrevive un estado:

En el primer caso sobrevive |Fotón a 45º respecto de la vertical>

En el segundo caso sobrevive |Fotón Horizontal>

El estado combinado HA COLAPSADO a uno de sus constituyentes, y esto está relacionado con el gato de Schrödinger por si quieres comentarlo.

c) Posibilidades perpendiculares son excluyentes entre sí. Si tengo luz polarizada en la vertical no pasará por un polarizador horizontal y viceversa.

d) Esto que hemos hecho con direcciones verticales y horizontales se puede hacer en cualquier par de direcciones perpendiculares, y para el polarizador que metes entre esos dos que esté a 45º respecto a ellos. Vertical y horizontal no son determinantes, lo importante es que sean perpendiculares entre sí y que el otro, el que metes por medio, esté a 45º respecto a las direcciones de los dos anteriores.

Este experimento pone de manifiesto la propia estructura de la mecánica cuántica aunque hay que tener en cuenta varias cosas:

1.- Todo esto se puede explicar sin mecánica cuántica. Aunque la razón última sea totalmente cuántica se puede llegar a las mismas conclusiones en física clásica. Pero eso no quiere decir que la explicación sea incorrecta sino que aquí la cuántica no es del todo evidente. Pero sabemos que es así porque hemos acumulado resultados experimentales durante más de 100 años que se basan en esta explicación del comportamiento cuántico de la luz.  Y ahora tenemos experimentos de polarización con un fotón solo y eso no se puede explicar con la física clásica.

2.- Lo que hemos explicado de la polarización/helicidad de los fotones no es totalmente cierto, en realidad los polarizadores más usuales, con los que se han hecho estas pruebas en el programa, casi con toda seguridad son polarizadores circulares y no lineales que son con los que hemos usado en el ejemplo y los estados de helicidad serían circulares, algo así como si el fotón gira a izquierdas o a derechas respecto a su dirección de movimiento. Pero eso no es un problema porque siempre podemos traducir polarizaciones circulares a lineales (las que hemos usado) y viceversa.

Gracias a Órbita Laika por existir y ojalá nos acompañe mucho tiempo en nuestras pantallas.

Nos seguimos leyendo…

Camino hacia la cuántica — Los átomos dan la sorpresa

Bueno, seguimos con los vídeos sobre el desarrollo de la mecánica cuántica. Hoy nos detenemos a discutir la sorpresa que se llevaron al intentar explicar los espectros atómicos e introducimos el modelo atómico de Bohr.

Tengo que pedir disculpas por mis pocas habilidades en esto de la edición de vídeos.  En este, otra vez, el audio está mal.  La buena noticia es que creo haber detectado el problema y será subsanado en las próximas entregas.  Estoy mejorando el equipamiento y la edición, pero poco a poco, no doy para más :)

Sigue leyendo