Archivo de la categoría: opinión

Naukas 14 en Bilbao, la cita ineludible

Afueras de Bilbao

Extrarradio de Bilbao 

Como cada año por estas fechas se va a liar una gorda en Bilbao con relación a la ciencia y  el aprendizaje.

Sin duda se viene encima un par de días alucinantes donde la ciencia, las curiosidades y el conocer gente que posiblemente sigamos por los vericuetos cibernáuticos se coliman en un lugar, y ese lugar no podía ser otro que Bilbao y tiene que venir de la mano de la gente de Naukas.

Este evento ya tiene solera y se ha convertido en la singularidad de la divulgación en castellano — la densidad de divulgadores tiende a infinito –. Durante el próximo viernes y sábado podrás disfrutar del evento en todo su esplendor.

Si estás cerca, no te lo puedes perder, si estás lejos tienes que estar atento al streaming.

Toda la información pulsando en la imagen.

naukas14-452x640

 Disfrutad, aprended, sonreíd.

La casta en el ojo ajeno

Ratón en laboratorio sometido a experimentación científica. Foto: ©Peta

Últimamente, algunos están usando profusamente la palabra “casta” y tengo la sensación de que es una consigna para vendernos una moto que ya teníamos comprada.  Solo espero que eso no lleve como resultado un efecto rebote y desencante a muchos que esperaban un renacer en política y nueva savia en el terreno de lo público, lo social y lo político.

Hoy ha llegado a mi órbita un regalito de entrada:

La casta científica y el paradigma ético de PODEMOS

Que me parece un texto fuera de todo sentido científico y de toda realidad en el terreno de la investigación. Un texto plagado de populismo, falacias y de uso de citas mal empleadas, descontextualizadas y desinformadoras. Un texto que no me hace más que pensar que quien intenta mostrarnos una nueva verdad en realidad va a hacer más daño que bien a la sociedad actual.  Solo desearía que esta no sea la opinión generalizada en el colectivo político, no diré casta, de PODEMOS.

Para que no se me acuse de sacar de contexto o desinformar citaré textualmente partes completas del texto al que me refiero y que me han hecho desconfiar.  Aquí va mi análisis, que no es más que mi opinión y que, por lo tanto, puede estar totalmente equivocada.

Cientifismo

Podemos leer en la mencionada entrada:

El cientificismo, que considera que los únicos conocimientos válidos son aquellos que se obtienen mediante las ciencias experimentales y reduce, por tanto, el saber humano al conocimiento científico, se inscribe, podríamos decir, en lo más viejo de ese régimen.

El cientifismo es otra palabra de moda. Parece ser que algunos consideran que la ciencia es algo democrático que debemos de votar.  La ciencia, es eso, ciencia. Se basa en establecer mecanismos y leyes por las que la naturaleza rige su comportamiento.  La ciencia no está sujeta a gustos personales, a prejuicios filosóficos o a ideas alocadas y no fundamentadas en la experimentación y el modelado teórico.  La ciencia se basa en una construcción acumulativa donde los errores de unos son pulidos por los trabajos de los que los siguen. Al final, después de mucho trabajo, queda como resultado aquello que dictamina el experimento, no hay más discusión.

Desde Schopenhauer y Nietzsche, muchos filósofos se han manifestado contra el absolutismo cientificista (que no contra el conocimiento científico): Husserl, el innombrable Heidegger (“La ciencia no piensa”), Marcuse, Feyerabend, Foucault (“La ciencia es un arma política”), Deleuze, Popper, Gadamer, Habermas… Una larga y aquí incompleta lista de grandes pensadores que han defendido que la ciencia no se puede separar de la filosofía y las humanidades. De las que, nadie lo pondría ya en duda, tampoco puede separarse la política.

La ciencia, como toda actividad humana está influenciada por la política. De hecho, es muy interesante ver como las corrientes de interés en distintos temas de investigación cambia según la situación cultural y política del momento en el que se presenta.  Pero no podemos decir que la ciencia sea esclava de la política o que sea un arma política en sí misma.  Es el uso político de la ciencia lo que está politizado, – sí lo sé, eso es una perogrullada -.  La ciencia no es ni buena, ni mala, ni bondadosa, ni cruel, la ciencia es la búsqueda de conocimiento sobre el universo que nos rodea.  El uso que hagamos de ella es lo que tiene que tener límites, la energía nuclear, por buscar un ejemplo manido, no es más que eso, la energía de los núcleos, que podemos usar para curar cánceres o para aniquilar a miles de personas.

Además, los argumentos de autoridad siempre suelen ser erróneos y más cuando se buscan grandes nombres para soportar débiles ideas, como es el caso. Miedo me dan los que para demostrar su postura necesitan aturullar al contrincante con una tormenta de nombres. Como dijo Einstein cuando le dijeron que 100 ciéntificos alemanes habían firmado un manifiesto contra sus ideas:

Si estuviera equivocado con uno solo hubiera bastado.

Sería demasiado fácil recurrir al hecho de que entre la lista propuesta hay varios misóginos, varios que la historia ha demostrado que estaban equivocados, etc. Sería demasiado fácil.

Lo que decepcionó en esa entrevista no es que el eurodiputado Echenique no sea, obviamente, un animalista “radical” (término que él mismo utiliza: “no se puede ser radical en todo”) sino que no haya respondido a una cuestión que le atañe doblemente, como científico y como representante político, desde la óptica del nuevo paradigma de Podemos. Bastaría con que hubiera tratado el asunto con el respeto que merece. Que no se hubiera referido a los “ratoncitos”, así, con ese diminutivo. Que hubiera respondido con seriedad, aludiendo a aspectos relacionados que, como científico, debe manejar y, como político, también, pues están en la línea ideológica de Podemos: los derechos de los animales son una “exigencia social”, tal y como recoge el propio programa de Podemos.

Vaya por dios, le ha decepcionado lo que ha declarado Echenique que se ha mostrado de acuerdo con la experimentación con animales. Es que el señor Echenique no es un animalista radical, y además llama ratoncitos a los ratones del laboratorio, una falta imperdonable.  Ese es el nivel.

Pues bien, querida amiga, el señor ratón y la señora ratona, (espero haber sido suficientemente respetuoso), son necesarios en la investigación científica biomédica.

Desgraciadamente tenemos que hacer una elección sobre si usar animales en los laboratorios o no usarlos y la respuesta, a mi corto entender, está clara:

Sí hay que usarlos.

La biología, la bioquímica, la inmunología, la neurociencia y un largo etcétera, no son ciencias exactas. No son matemáticas, física o química, no hay leyes globales que rijan los comportamientos.  Los estudios in vitro jamás llegan mostrar toda la variedad de comportamientos que se obtienen en estudios con animales vivos.  La biología es así, es compleja, es funcional, es holística (seguro que esta palabra le gusta mucho a la autora de la entrada). Un ser vivo no es solo la suma de sus partes, así que no podemos prescindir de estudios con animales para entender como funciona un fármaco, como se establece una conexión neuronal, o como se generan y se expresan mutaciones, cánceres, etc.

Me consta, porque yo sí he pasado por laboratorios donde se utilizan animales para el estudio de enfermedades graves como cánceres, enfermedades degenerativas del sistema nervioso, musculares, etc, que los investigadores procuran proporcional a sus animales las mejores condiciones de vida. Que se los respeta y que se procura que el sufrimiento, inevitable en muchas ocasiones, sea el menor posible.  Me consta que se le agradece a cada ser vivo su sacrificio a la hora de proporcionar una herramienta insustituible para la mejora de la calidad de vida de los humanos.

Es una falacia horrenda que los científicos disfruten matando animales, que la investigación sea una forma de sadismo ocultado bajo la alfombra de la ciencia. Los investigadores necesitan de dichos estudios y, como he visto en muchos compañeros, sufren por lo que tienen que hacerle a sus animales. Pero no se puede evitar.  No estamos hablando de corridas de toros, de cabras tiradas desde el campanario, o de toros con los ojos encendidos en fuego.  Estamos hablando de que hay animales, desde los más simples a los más complejos, que se dedican a intentar estudiar, comprender y erradicar perniciosas enfermedades que nos afectan a todos.  Así que ojalá nunca se deje de utilizar esos animales en dichos estudios.

También hay fases en los estudios, especialmente los farmacológicos, donde se hacen pruebas controladas con humanos que reciben, voluntariamente, el medicamento en pruebas.  Esto es una parte también esencial para asegurar la seguridad de un determinado fármaco y, como es lógico, es el paso posterior a una experimentación con animales.

Desde esa óptica de un nuevo paradigma, Echenique debiera haberse referido a la experimentación con animales, que muchos investigadores y médicos rechazan ya, desde sus implicaciones científicas, económicas y morales.

También hay muchos “médicos” e “investigadores” que recomiendan homeopatía y eso no la convierte en una verdad indiscutible.  El argumento “del número grande”, no sirve para nada.  Hay muchas personas en este planeta que creen en un dios o varios dioses, que creen en ángeles, que creen en unicornios, hadas, etc. ¿Lo convierte eso en una verdad indiscutible?  Señora, estos argumentos debilitan su posición.

A esta señora, además se le llena la boca, o los dedos, con directivas europeas (directivas aprobadas por la casta y tal) sobre los derechos de los animales.  Pues bien, aquí hay una directiva sobre los estudios de medicamentos en humanos:

http://www.ub.edu/legmh/ereensay.htm

¿Qué hacemos? ¿Nos cepillamos estos estudios también? ¿Nos limitamos a tomar mejunjes homeopáticos de los que estamos seguros que no nos harán daño (tampoco nos curarán)? ¿Es eso lo que usted quiere concluir?  Pues por favor, avisadme antes, porque yo me bajo aquí.

Yo lo que espero es que los que nos gobiernen tenga la suficiente formación como para saber que hay cosas que son inviolables.  Educación, salud e investigación tienen que ser pilares básicos de un modelo político social y de amplitud de miras.  Y el magufismo, las pseudociencias y las creencias míticas nos las dejamos para casa con los amiguetes.

Muchas gracias ratoncitos por todas las vidas que se han podido salvar gracias a vuestro sacrificio.

Nos seguimos leyendo…

#RelatividadEinstein 28 de mayo 2014

Hola,

permitidme dos cosas:

a)  Un recordatorio.

b)  Una pequeña petición.

El 28 de mayo del año pasado conseguimos entre todos que #FísicaCuántica fuera TT topic mundial en Twitter.  Fue una agradable sorpresa que el juego que nos planteamos dos colgados de Twitter tuviera esa maravillosa acogida y que, aunque de forma fugaz, la física impregnara la red social gracias a tuits divertidos e instructivos acerca de esta rama de la física.

Este año nos hemos propuesto repetir la experiencia, de hecho, lo que queremos es que el 28 de mayo se convierta en el día de la física de Twitter. En esta ocasión vamos a intentar inundar de tuits los TL de nuestros seguidores con el hastag:

#RelatividadEinstein

¿Por qué ese hastag?  Pues porque la teoría de la relatividad cumple con varios requisitos interesantes:

  1. Es una teoría atractiva para todo el mundo.
  2. Su influencia en el entendimiento del universo que nos rodea es innegable.
  3. Su presencia en nuestra vida diaria es sutil pero decisiva.

Así pues, queremos dedicar el día de la física de Twitter a este hastag y contamos con vuestra colaboración.

¿Por qué tan largo?  El hastag es largo, lo sabemos, pero queremos hacer un pequeño homenaje tuitero al artífice de la relatividad, especial y general, así que para evitar equívocos hemos preferido dejarlo claro en el propio hastag. El objetivo es tuitear sobre la relatividad einteniana donde, como todos sabemos, no todo es relativo.

Instrucciones

Empezaremos a tuitear con el hastag a las 8:00pm horario de la España peninsular. A las 7:00pm en canarias.  Y los amigos de @Ciencia140 nos han hecho el favor de poner el horario de distintas zonas para que sincronicemos nuestros tuits:

BomyFCeIIAAIkFP.jpg:largeTuitead más rápido que la velocidad de la luz.

Nos seguimos leyendo…

Periodismo y ciencia. Reflexiones desde el trono

Iron-Throne-Teaser-game-of-thrones-18537488-1280-720Ayer tuve el placer de participar en uno de los distendidos debates tuiteros que tanto nos gustan.  Todo se originó a partir de la noticia sobre la afirmación de Hawking sobre la “inexistencia” de agujeros negros.

El meollo de la cuestión radicaba en lo siguiente:

¿Había dicho Hawking que los agujeros negros no existen?

De responder en afirmativo a la anterior pregunta, ¿es justo hacer sangre de los titulares que así lo decían?

¿Le pedimos demasiado a los periodistas científicos? ¿Abusamos de las críticas a este sector desde algunos foros haciendo un flaco favor a la divulgación de la ciencia?

En estas líneas voy a intentar expresar mi opinión personal sobre el tema. Dado que soy un convencido de que el uso de las palabras mágicas “opinión personal” no exime de estar totalmente equivocado, estaré encantado de recibir tantas críticas, comentarios y puntualizaciones como haga falta.

Sigue leyendo

INOCENTADA: La nueva revolución en el LHC

Esta entrada no es más que una paparruchada, una tontería, un dislate.

¿Por qué la he escrito?

 Pues por varios motivos:

a)  Era  el día de los inocentes y cada cual hace bromas con lo que puede.

b)  No estaba nada  seguro de escribir esto. No era por poner en duda la seriedad de este blog en lo tocante a los temas que trata sobre física o ciencia. El problema era no confundir al personal.  Sin embargo, he decidido escribirla porque me parece muy interesante poder decir:

No se crean nada de lo que se escriba por ahí.

Ni en este sitio ni en ningún otro. Cualquiera puede juntar palabras y aparentar que conoce un tema.  Cuando alguien de una noticia de este tipo con los argumentos pomposos y alambicados que se han dado aquí pero sin aportar ni una sola referencia , desconfíen.

La verdad es que no tengo ni idea de si en el LHC se van a poder encontrar agujeros negros, todo parece indicar que no.  Y para referescar la memoria sobre el tema:

No hay agujeros negros en el LHC, por ahora (enlace)

Mil perdones por las confusiones que he podido generar, han sido con toda la intención.  Y valga esto como muestra de que nos pueden tomar el pelo con cosas como curaciones cuánticas, medicinas cuánticas, amor cuántico, psicología cuántica, fenómenos paranormales explicados por universos paralelos y otras lindezas.  Esto no es peligroso, pero las otras cosas sí. No se dejen embaucar ni engañar por los cuanticomagos.

La ciencia es lo suficientemente maravillosa, sorprendente y productiva para no tener que recurrir a magias, magufadas o titulares preciosistas. Busquen, comparen y lean, sobre todo lean.  En la red se corre el peligro de no acudir a las fuentes adecuadas, así que, y esto no es una broma, comparen por doquier. Elijan sus blogs, páginas, o referencias preferidas y solventes y disfruten aprendiendo.

Y ahora sí, si quieres leer la cosa absurda y estúpida que he escrito que sea bajo tu responsabilidad.

LA TONTERÍA EN TODO SU ESPLENDOR:

Sigue leyendo