Pi day España: Celebración a lo grande

 

 

logoCorría el año 1988 y en un mueso de ciencia cualquiera, el San Francisco Exploratorium, un físico de nombre Larry Shaw se propuso honrar al número PI y eligió la fecha del 14 de Marzo.  El 14 del 3… Todo cobra sentido cuando nos damos cuenta de que en el mundo anglosajón esa fecha se escribe 3-14.

Larry Shaw

Larry Shaw

En el año 2009 una directriz de la casa de Representantes de Estados Unidos proclamó el 14 de marzo como el día nacional de PI.

Por supuesto, la cosa no se quedó en Estados Unidos, la idea de celebrar el día de PI y dedicar un día a este número, a sus maravillas y a la matemática en general era demasiado buena como para no ser aprovechada.

En estas… Allá por el año 2016,  para las celebraciones del día de PI en Francia, con sede en Marsella, nuestra Clara Grima fue invitada a la celebración y participó como conferenciante.

Y volvió enamorada de la idea…

Así que, Clara, empezó a soñar con la idea de tener un día de PI en España donde se celebrara el acontecimiento como es debido procurando la participación especial de pequeñas y pequeños, chicas y chicos de secundaria y bachillerato y de sus profes.

Así es como ha nacido el proyecto Piday.es que este año tiene por mensaje:

“Si pi no soy nada”

pidaysp-banner

Y está lleno de actividades en las que puedes participar, tus estudiantes o tus profes. No te cortes y haz algo bonito sobre ese número hermoso que es PI.  Sigue leyendo y verás de cuántas formas puedes participar.

Sigue leyendo

Anuncios

La Química y el Dolor

Hola, queridos lectores.

Sí, sí, hacía muchísimo que no me leíais por aquí, ni por el blog de Justo, ni por el personal. He decidido escribiros por aquí, porque tiene más alcance y bueno, ningún sitio mejor para hablar de Química, ¿no?

 

Sin embargo, la Química, esta vez, soy yo. No sé si todos sabéis mi historia… Y, por eso, allá voy.

 

Yo y el Dolor

Sufro dolor crónico desde la L5-S1 hasta la punta de los dedos (en ambas piernas) siguiendo el recorrido del nervio ciático desde hace casi 7 años, todos y cada uno de los días, sin descanso. Todos esos días con sus noches correspondientes, pues sueño con el Dolor también. Aparte, me duele todo el coxis, cada articulación o inserción a nivel fémur con cadera, fémur con rótula, tibia con peroné y rótula, tobillo… Vamos, un desastre y una jodienda máxima. Comenzó con un mal giro de rodilla, siguió con una fisioterapia desastrosa, una ciatalgia bilateral, 3 cajas de Inzitan y mucho ir de un especialista a otro porque de ninguno era y ninguno sabía porqué dolía.

Corría el año 2011, me faltaban 3 asignaturas para terminar la carrera y se esfumó tanto la posibilidad de acabarla, como mi noviazgo, como todas mis amistades (salvo alguna incondicional que no podré terminar de agradecer nunca). Mi vida cambió completamente, de aguantar el tute de Facultad con sus horarios matutinos y sus laboratorios de entre 4 y 5 horas sin sentarte ni un minuto… a no ser capaz de aguantar 10 minutos caminando. Tardé 3 años en llegar, de un tirón,  a la Plaza Mayor de mi ciudad, un recorrido que se hace en 20 minutos.

Por suerte, contraria a las redes sociales, decidí hacerme una cuenta de Twitter a raíz de encontrar este blog y ver que podía interaccionar con Enrique, alguien desconocido y sin rostro para mí, pero con una gran empatía y complicidad. Gracias a sus posts y algunos apuntes y ejercicios que me pasó, más las tutorías mensuales acordadas con mis profesores (de las que salía casi sin enterarme, pues el dolor te incapacita la concentración y fijación de ideas y conceptos), ¡acabé la carrera en el 2014!. En esos tres años, conocí otros blogs como los de Mulet, Scientia, …, vi nacer “Los mundos de Brana” de mi ex compañera cuántica Laura Morrón, me reconcilié con las matemáticas gracias a Mati (alter ego de Clara) y, entre todos me salvasteis. De hecho, os dediqué un post.

Cuando terminé la carrera, Enrique me propuso colaborar con él y eso supuso una revolución en mi vida, una ilusión por transmitir lo que sé, aprender sobre lo que no controlo tanto para contároslo, aprender y repasar Historia, enlazar lecturas y vida cotidiana con la Química pura y dura, … Ese primer año: llegamos a la Final de los Bitácora, conocí a gente maravillosa ese día y lo sigo haciendo, a día de hoy. Meses después, Justo me propuso colaborar en su blog Química en el s.XXI y yo no podía estar más ilusionada, aunque con miedo de que se me acabaran los temas o no superar al post anterior.

Sin embargo, llegó

Mi época oscura

Quiero que sepáis que mis ganas de escribir, comunicar, enseñaros (modestamente) y entreteneros no han disminuido pero he pasado por una época muy dura.

Veréis, mi dolor es neuropático y como tal, no se va con analgésicos pero si se calma un poco. No obstante, tomando esa premisa como referencia y tratándome como a una enferma de fibromialgia, mi reumatólogo no me dejaba tomar más de tres comprimidos de tramadol de 37,5 mg (un opiode del que hablé en este post) porque “si con 3 no se te pasa, con 4 tampoco”; cuando el máximo que podemos tomar es de 400 mg/día. Como comprenderéis, al no tener toda la analgesia posible por ese lado, mi dolor no disminuía y yo veía pasar el tiempo sin que nada cambiase. Tampoco ayudaban ni la duloxetina, ni la amitriplina (pero él no variaba de medicación). Tuve que pelearme con él y exigirle pasar a morfina y fentanilo para que me diera las dosis más altas el verano pasado. Sentí que me había tomado el pelo 4 años.

Así mismo, por Traumatología, di con médicos jóvenes y entusiastas que me realizaron bloqueos sacroilíacos que me aliviaban un poco. El primero, en mayo del 2014 me duró 4 meses. Gracias al segundo, en junio del 2015, pude realizar uno de mis primeros viajes al Ciencia Jot Down de ese año; pero me duró dos meses. Y el último, a principios del 2016, no me duró ni tres semanas. Cuando llegué a revisión, un traumatólogo que no me conocía de nada, me dijo que eso no era cosa suya y me dio el alta hospitalaria y el alta en Traumatología. Por lo que no volvieron a llamarme ni desde Trauma ni desde la Unidad del Dolor.

Mi Reumatólogo, a su vez, no volvió a citarme por la Seguridad Social y, si quería verle, tenía que ir pagando 60 euros la consulta para que me dijera que normalizase y fuera al psicólogo. Mi nivel de decepción  y de no sentirme apoyada me dejó devastada. Fui a un neurólogo (años antes otro me había dado parches locales de lidocaína que no me aliviaban) y me mandó a Psiquiatría porque “ellos no son el sumidero de los demás”. ¿De verdad alguien puede creer que una chica en la treintena va a preferir no tener vida por querer llamar la atención de la familia o los propios profesionales?. Mi indignación y mis ganas de no hacer nada se instalaron. Aunque las ideas y los posts a medias siguieron creciendo, pero no tenía fuerzas para seguir con ellos.

De hecho, tenía pensado hablar de algunas de estas moléculas que me han aliviado en algunos momentos y otras que, a día de hoy, gracias a mi nuevo Neurólogo, me mantienen con un nivel de dolor más bajo. Porque sí, he de decir que he dado con un profesional empático, constante, implicado, que no duda en ir probando dosis y moléculas para reducir mi dolor y que mis horas activas sean lo más provechosas para mí. No obstante, cada cambio en la medicación, me lleva a un proceso de desajuste y ajuste, aparte de interacciones fuertes. Por todo ello, he pasado semanas en cama tanto en octubre del año pasado, como en mayo y agosto de este año. Mi dolor está más atenuado pero las horas que rindo son las mismas y, si me fuerzo, la pago.

También sigo contando con el Traumatólogo que me hizo los bloqueos sacroilíacos, por el seguro privado, y está dispuesto a ayudarme cuanto haga falta; y con otro de su misma especialidad que está tratando mi troncateritis (inflamación de la cabeza del fémur, muy rico) y tendinosis en ambas caderas, pues de las contracturas pasadas y estar tumbada en posición fetal casi todo el día, ya hay lesiones físicas observables.

Aparte de todo esto, he tenido dos pérdidas personales muy importantes en menos de un año y un gran susto con mi “SuperPapi”, ese a quién nunca había visto con ninguna dolencia y al que no pude cuidar en su periodo hospitalario. Es más, me pillé una gripe al segundo día de ir a visitarlo y pasé la gripe sin que nadie se me acercara para que no hiciera de vector y mi padre se contagiase. Verlo tan débil cuando parecía indestructible, me marcó y no ayudó a mi ánimo.

Todo esto, ¿para qué?

Todo esto es para deciros que sigo sin diagnóstico claro pero luchando, que no es fácil muchos días y que he pasado una etapa silenciosa no pretendida por la que me siento mal, pues me lo paso genial escribiendo sobre mis moleculillas. Y con más de una de las nombradas y de las que me tomo, os daré la brasa más adelante. (¿Os lo había avisado antes? Sí, pues lo recalco).

Quiero que sepáis que muy pronto volveré a la actividad, que no me he olvidado de vosotros y que no os libraréis tan fácilmente de mí. Que cada día estoy pensando en coger el ordenador y teclear, pero que mis fuerzas no me han acompañado. Aparte, el Dolor hace que no retengas información y tengo un miedo atroz a no daros información fiable, por lo que mis posts “en sucio” están llenos de tachones, de parches, de recortar aquí y allá… Pero haré lo posible por volver con mi mismo (o mejor humor) y con la ilusión que siempre he transmitido por este rinconcito que Enrique me presta y por el que Justo, en su blog, también.

A ellos y a vosotros

A ellos les doy las gracias por ser tan comprensivos conmigo, por no ponerme fechas, por decirme que lo primero soy yo y mi salud y por, pese a todo, haber confiado y seguir confiando en mí.

Y a vosotros, daros las gracias por esperarme, por animarme a escribir, por decirme que me echáis de menos. Pero sobre todo, por esperar pacientemente.

Espero que mi regreso sea lo más pronto posible y que me tengáis paciencia. Os debo tanto…

Gracias por leerme. Un abrazo inmenso para todos,

Laura

 

 

 

Dualidad gravedad-teoría cuántica de campos: Universos y hologramas

Ayer 30 de enero de 2017, otra vez, se dijo en los medios que nuestro universo podría ser un holograma. Sí, es un tema recurrente y aquí lo hemos tratado varias veces.  Pero dado que los medios insisten en decir que nuestro universo es un holograma, aquí insistiremos en explicar qué es eso de la holografía en física teórica.

Me hago eco de la noticia que apareció en Europa Press:

Primera evidencia de que nuestro universo es un holograma

Donde se encabeza con esta impresionante imagen tomada de la propia “noticia” de Europa Press:

fotonoticia_20170130165025_644

Ni que decir tiene que no es la primera vez que los medios dicen que hay “evidencias” de que “nuestro universo es un holograma”.

Lo hemos tratado aquí:  El universo no es un holograma.

Aquí: Nuestro universo es otra vez un holograma.

Aquí:  Agujeros negros, entropía… Esto no puede ser, a lo mejor es un holograma.

Aquí:  A veces soy tan dual…

El “notición” en cuestión hace referencia al siguiente artículo:

From Planck data to Planck era:
Observational tests of Holographic Cosmology

Que ha sido publicado en Physical Review Letters.

En esta entrada vamos a hablar promenorizadamente de lo que se conoce como dualidad gravedad/Teoría Cuántica de campos o Principio Holográfico.  Y no, no tiene nada que ver con que nuestro universo sea un maldito holograma.

Sigue leyendo

La teoría de cuerdas para cuñaos – 1

En los últimos tiempos he percibido un nuevo interés por la teoría de cuerdas a nivel divulgativo. En muchos sitios se está hablando y escribiendo sobre esta teoría. Y yo no quiero ser menos.

Os voy a recomendar, así nada más empezar, las entradas de Óscar Varela que están preparando el terreno para entrar de lleno en la teoría de cuerdas en el blog La Física del Grel, de un puñado de buenos amigos.  Óscar Varela es un doctor en física de esos que ha generado España, más concretamente la Universidad de Valencia, que está repartiendo su tiempo entre Estados Unidos y Alemania por eso de poder investigar con un mínimo de dignidad.  Sin duda, un experto en el tema de las cuerdas.  Él está afrontando el camino hacia las cuerdas desde el punto de vista de la unificación de las interacciones fundamentales, todas, incluída la gravedad. Aquí las entradas que ha firmado sobre el tema:

Unificación

Unificación II: El modelo estándar 

También tenía pensadas unas entradas sobre el tema pero desde un punto de vista diferente, aunque el tema de la unificación no se puede olvidar cuando uno habla de cuerdas y esas cosas.  El caso es que en esta entrada vamos a empezar a entrar en vericuetos sobre la teoría de cuerdas que son poco conocidos, es decir, que no son eso que todo el mundo cuenta y que ya suena rancio y caduco.  En fin, que vamos a hablar de cuerdas.

01

Sigue leyendo

El motor de curvatura de Alcubierre: Viajes hiper-rápidos en Relatividad General

Hoy pretendemos entender la forma que en 1994 propuso Miguel Alcubierre para tener una forma de desplazarse más rápido que la luz entre dos puntos del espacio.  Esto viene a colación porque hicimos una entrevista al Dr. Alcubierre en @Los_3chanchitos que desgraciadamente, por causas técnicas, tiene un sonido de muy baja calidad.  Esperamos tener la oportunidad de repetirla en breve asegurándonos que todo funciona bien y que podáis disfrutar de sus respuestas y su explicaciones.

Aquí os dejo el vídeo de nuestro canal explicando el trabajo de Alcubierre sobre viajes “más rápidos que la luz”:

El trabajo al que hacemos referencia es:

The warp drive: hyper-fast travel within general relativity

02alc

Vamos a desmenuzar su trabajo.

Sigue leyendo